La importancia de la salud mental en el trabajo para la productividad

La salud mental es un concepto que ha estado muy presente en los últimos meses, especialmente por el impacto que la pandemia de la Covid-19 ha tenido sobre muchos empleados. El estrés, los efectos del “burnout”, la falta de un horizonte de crecimiento profesional y los desafíos del teletrabajo han puesto el foco en la necesidad de abordar el bienestar del empleado en las empresas.

 

Se trata de un fenómeno paralelo a lo que se ha denominado como la “Gran Renuncia”, que se ha caracterizado por el abandono laboral de numerosos empleados, que no se sentían satisfechos con su vida laboral y aprovecharon la pandemia para buscar alternativas que contribuyan a su bienestar y crecimiento laboral.

 

Ahora muchas empresas están tomando conciencia de esta realidad y trabajan para mejorar el estado emocional del empleado, que es sin duda uno de los factores que influye en la productividad y la retención del talento. Esperamos que este post te ayude a entender mejor la importancia del bienestar y salud del empleado.

Nueva Guía gratuita editada por Zucchetti Spain: “Retención y atracción del talento. Cómo evitar la fuga de empleados y construir una fuerza laboral global”

 

¿Cómo afecta el trabajo a la salud mental?

 

Cuando hablamos del bienestar del empleado, debemos tener muy claro qué es la salud mental en este contexto. Nadie pone en duda las capacidades cognitivas de los empleados, pero las personas pueden sentirse en un estado emocional que les impide sentirse satisfechas con su vida y su trabajo, lo que acaba repercutiendo en la empresa.

 

De hecho, la empresa tiene mucho que decir cuando se trata de la salud emocional del empleado. Tener un buen ambiente laboral y un liderazgo horizontal basado en la escucha de las necesidades de los empleados y su implicación y participación en los proyectos hará que los profesionales se sientan importantes y realizados.

 

El trabajo puede afectar de múltiples formas a la salud mental de los empleados. Los profesionales que se sienten quemados en su trabajo son menos productivos, se sienten insatisfechos y bajan su nivel de compromiso y atención con la empresa. Esto puede tener repercusiones incluso en tus clientes, especialmente con aquellos trabajadores que trabajan de cara al público.

 

Los empleados que no tienen incentivos para seguir esforzándose y luchando por uan empresa también pueden verse afectados en su salud emocional. Por ejemplo, si un empleado quiere desarrollarse profesionalmente y no puede conseguirlo porque no existen posibilidades de ascenso, ni incentivos económicos para mejorar su salario, se sentirá estancado y no verá con buenos ojos su continuidad en la empresa.

 

Hay que tener en cuenta también que muchos jóvenes tienen un enfoque del trabajo distinto al de los perfiles senior. El trabajo es una forma de autorrealización, de manera que se concibe la integración en una empresa como parte esencial de su carrera profesional. La generación milenial, así como la generación Z, requiere que la empresa invierta en su formación y plan de carrera para poder desarrollar todo su potencial.

 

¿Qué pueden hacer las empresas para mejorar la salud mental en el trabajo?

 

Los Departamentos de RRHH que quieran mejorar la salud del empleado deben llevar a cabo medidas para promover el compromiso, facilitar la conciliación y desarrollar un liderazgo horizontal que permita el trabajo colaborativo y ágil.

 

Además, hay varias acciones que un Departamento de Recursos Humanos puede llevar a cabo para mejorar la salud emocional y mental de los empleados, especialmente cuando hablamos de empleados que teletrabajan.

 

Definir horario laboral y personal

Los empleados deben tener un horario definido, que les permita organizar su tiempo y su trabajo. Aunque los empleados trabajen desde casa, eso no quiere decir que no deban tener un horario. Si bien la empresa puede proporcionar flexibilidad a la hora de organizarlo, es importante que se ajuste a los objetivos de productividad de la compañía.

 

Hay empleados que por ejemplo pueden ser más productivos trabajando en jornada de mañana, de 7:00 a 15:00 h, mientras que otros pueden hacer jornada partida. En el teletrabajo tratamos de evitar el presentismo, pero la productividad sigue siendo igual de importante.

 

Pausas activas

Es importante promover la productividad en el teletrabajo. Los empleados que están trabajando desde casa deben poder realizar pausas activas, donde aunque no estén realizando la parte más compleja y que más atención requiere de un proyecto, pueden llevar a cabo tareas que requieren menos esfuerzo en sus tiempos de pausa. Por ejemplo, hablar con los compañeros, responder correos electrónicos o echar un vistazo al calendario de trabajo.

 

Las pausas activas también pueden llevarse a cabo con actividades para trabajar la salud mental. Por ejemplo, a través de charlas grupales que ayuden a los empleados a no sentirse aislados mientras teletrabajan.

 

Desconexión digital

La falta de desconexión digital puede llevar perfectamente a un empleado a dejar un trabajo por salud mental. Si el empleado se siente en la obligación de atender llamadas y mensajes de Whatsapp a altas horas de la noche, o simplemente fuera de su horario laboral, se genera la sensación de que carece de vida privada y solamente puede vivir por y para la empresa.

 

Como puedes comprobar, teletrabajo y salud mental son dos aspectos que deben ir de la mano. Que los empleados puedan disfrutar de una mayor conciliación que si trabajaran en la oficina no significa que tengan que no tengan derecho a descansar.

 

Recursos a empleados

No hay que olvidar que los empleados que teletrabajan necesitan recursos para poder desempeñar su trabajo. En esta línea, la empresa debe proveer las herramientas de hardware (portátil, dispositivo móvil) y de software para que los empleados puedan trabajar estén donde estén, como por ejemplo un Portal del empleado, en el que puedan consultar cualquier documentación relacionada con su contrato, nóminas, horarios, vacaciones, etc.

 

Así puede ayudarte un software de RRHH

 

Hemos visto que la salud mental en el trabajo es un aspecto fundamental para el Departamento de Recursos Humanos. Ahora quizás te estés preguntando si existe la forma de medir y gestionar un aspecto tan complejo como el bienestar del empleado.

 

Lo cierto es que sí que existen herramientas predictivas, que permiten evaluar el estado emocional del empleado, y que el Departamento de RRHH pueda así tomar medidas de forma anticipada para fomentar el bienestar de los empleados y tratar de prevenir el abandono laboral. A través de encuestas anónimas se puede analizar si los empleados se sienten desbordados debido al burnout, o si no encuentran incentivos para seguir trabajando en la empresa.

 

Además, es indispensable que cuentes con un software de gestión de personal, que te permita llevar un control de la formación del personal, controlar la productividad, gestionar las compensaciones y organizar los horarios de los empleados.

Formulario Sobrecito lateral + Landings Adwords