Los 6 desafíos de la automatización de procesos en Recursos Humanos

La transformación digital del Departamento de Recursos Humanos no necesariamente es un proceso sencillo. Si has decidido que quieres aumentar tu productividad, automatizar procesos de trabajo e implementar herramientas eficaces que te ayuden a lograr objetivos, debes enfrentar ahora diversos desafíos.

Sin embargo, solamente cuando decidimos sistematizar los procedimientos es cuando podemos lograr que nuestra empresa avance. A continuación, queremos exponerte cuáles son los principales desafíos a los que como líder de Recursos Humanos o CRHO deberás enfrentarte junto con tu equipo de trabajo.

 

Principales desafíos de la automatización de procesos en RRHH

 

Automatizar procesos no consiste únicamente en introducir nuevas tecnologías de gestión. Hay toda una serie de cambios que hay que acometer.

 

Disponer de un plan que ayude a la transformación digital del Departamento RRHH te ayudará a lograr mejores resultados.

 

Veamos cuáles son los principales escollos a los que debes enfrentarte, de cara a adaptar la gestión de los Recursos Humanos a la digitalización.

 

1. Cambio de enfoque

Los cambios tienen que empezar siempre por arriba. El enfoque del Departamento de Recursos Humanos ya no puede ser el mismo. Piensa que un gran porcentaje de las tareas que ahora se realizan manualmente, o se tarda más en realizar por la falta de integración de software, ahora van a automatizarse.

Muchos de los empleados del departamento de Recursos Humanos van a sentir un gran alivio. Es mayor tiempo disponible permitirá que tu equipo pueda enfocarse en otras áreas de índole más estratégica, de cara a que el equipo de Recursos Humanos sea uno de los motores del crecimiento y competitividad de tu empresa.

 

2. Cambio en la cultura de la empresa

 

El segundo cambio que el líder de la transformación digital deberá transmitir a los empleados es un cambio en la cultura empresarial. Al automatizar numerosas tareas, los procesos para obtener información o la forma de organizar el trabajo va a ser distinta.

Todo va a ir orientado a mejorar la productividad, mejorar el clima laboral y hacer una gestión adecuada del talento de la empresa. Por tanto, habrá que comunicar a los trabajadores de manera eficaz y continuada los procesos que van a cambiar, además de formar a los empleados en el uso de las nuevas herramientas. Pero, aún más importante que esto, desde el Departamento de Recursos Humanos se debe transmitir el nuevo enfoque que queremos que adopten de cara al beneficio de todos.

 

 

3. Integración

Otro de los grandes retos que debes abordar es la integración de la plantilla. Muchos empleados de nuestra empresa son de diferentes generaciones. La combinación de los más veteranos con los perfiles más jóvenes y tecnológicos debe hacerse de manera que podamos extraer el máximo potencial de cada uno de ellos.

Gestionar generaciones diferentes implica numerosos cambios en la forma de organizar el trabajo. Sin ir más lejos, cabe tener en cuenta que la concepción de carrera profesional de los “millenial” obedece a patrones distintos, y que hay que poner una mayor implicación en la retención del talento, la mejora del clima laboral y la formación continuada de los trabajadores.

 

4. Resistencia al cambio

 

La resistencia del cambio es un elemento connatural al ser humano. Si hemos estado desarrollando las mismas rutinas durante años, empezar a utilizar nuevas herramientas o adoptar un nuevo enfoque no será sencillo. Debemos organizar y programar la migración de nuestro sistema de trabajo anterior a la nueva realidad de la manera más eficaz posible, atendiendo a los obstáculos.

Para superar los elementos de resistencia al cambio, primero hay que identificarlos. Para ello, hay que cerciorarse de la opinión de los trabajadores sobre las nuevas herramientas y los nuevos procesos de trabajo y asegurar una comunicación interna adecuada que permita solventar los riesgos de que, a pesar de implementar los procesos de automatización, no podamos lograr los objetivos marcados.

 

5. Teletrabajo

 

El teletrabajo es otro de los desafíos a los que el Departamento de Recursos Humanos debe enfrentarse.

 

Si vamos a automatizar los procesos, debemos contar con software que facilite el trabajo a distancia, que sea intuitiva y de fácil acceso a los trabajadores independientemente del área al que correspondan.

 

La integración de diferentes sedes y filiales es fundamental para que podamos trabajar de forma coordinada. Más todavía ahora con la crisis del Covid-19, gestionar el teletrabajo para que se desarrolle de forma segura y nos permita mantener una alta productividad es una misión esencial. Eso implica facilitar los canales de comunicación adecuados, como los sistemas de control de presencia y el Portal del empleado.

 

6. Ciberseguridad

 

Por último, la ciberseguridad es otro de los grandes retos que debemos abordar. Tenemos que decidir la modalidad de software que vamos a utilizar, determinar el proceso de implantación y tener en cuenta los consejos de los expertos en ciberseguridad para que el trabajo se desarrolle de manera segura.

La automatización de procesos puede desarrollarse de manera segura a través de las nuevas tecnologías. Con soluciones eficaces y adecuadas a las necesidades de la empresa como HR Infinity podemos tener la tranquilidad de la seguridad de nuestros datos.

Con el respaldo de una gran empresa del sector IT como el Grupo Zucchetti y su amplia red de colaboradores, tu empresa pueda tener un tratamiento cercano en el proceso de implementación del nuevo software de Recursos Humanos, de manera que la digitalización y automatización se realice de la manera más segura y adaptada a tus objetivos.