Qué necesitas para personalizar el ERP de tu empresa

La personalización ERP es clave para tu negocio. Las empresas evolucionan continuamente y el software de gestión debe poder adaptarse a los cambios. Un ERP rígido generalista, sin posibilidad de ampliar funcionalidades, limita el avance de una compañía y reduce la competitividad.

Hoy es más importante que nunca la especialización del software ERP en la empresa, para que se ajuste lo más posible a las necesidades de la compañía. Tenemos que considerar también que nuestro ERP pueda evolucionar y mejorar conforme avanza nuestra empresa. En otro caso, un software desfasado relentizará el desarrollo de la empresa.

 

Claves para la personalización del ERP de tu compañía

 

La personalización del ERP afectará a numerosas áreas de la compañía que requerirán una implementación específica en la empresa.

Las necesidades de las diferentes áreas de la empresa: el almacén, la facturación, los Recursos Humanos, etc., deben conocerse bien. También se deben conocer todos los procesos de trabajo, para que nuestro software de gestión ERP pueda ser lo más efectivo y útil en su gestión.

Las nuevas funcionalidades y soluciones de software como el CRM, para la relación con los clientes, deben poder implementarse en nuestro software ERP. El CRM, por ejemplo, debe estar plenamente vinculado para que ambos, CRM y ERP, interactúen; para que así se puedan compartir de forma automática datos e información.

La personalización del sistema ERP en una compañía facilitará la implementación de nuevas funcionalidades y módulos, que podrán añadirse según las necesidades de la empresa. Asimismo, la escalabilidad del ERP será necesaria para que a medida que la empresa crezca y tenga más necesidad de espacio de almacenamiento de datos, no necesite cambiar de software para poder ampliarlo.

El ERP vertical es el software que más posibilidades ofrece de personalización. Los ERP verticales están adaptados específicamente a cada sector en concreto y a cada tipo de empresa que lo quiera integrar. Entre las dos opciones disponibles: optimizar y adaptar un ERP horizontal para personalizarlo, o utilizar directamente un ERP vertical, que se puede personalizar aún más, agregando módulos y nuevas funcionalidades; la empresa no debe dudar cual el la mejor opción.

No se deben desaprovechar todas las ventajas que el proveedor de software ERP vertical ofrece. Los software ERP necesitan cada vez una mayor personalización y el ERP vertical es el que más facilidades ofrece en este sentido. Las empresas crecen y necesitarán en el futuro seguir mejorando las funcionalidades de su software.